como cuidar toallas detailing

Cómo cuidar tus toallas de detailing

Las toallas de microfibras son la principal herramienta para limpiar y detallar nuestro coche, podríamos decir que las toallas de microfibras han ocasionado un gran impacto en la industria del detailing, dado que tanto profesionales como entusiastas del cuidado del coche siempre tienen a mano una amplia variedad de toallas para distintos tipos de tareas, lo que hace que surjan bastantes dudas sobre como limpiar las toallas de microfibras o cómo hacer para cuidarlas y que duren más tiempo.

Hay una gran cantidad de información errónea o malentendidos sobre cómo limpiar las toallas de microfibras, así que esperamos que este artículo sirva como una fuente confiable donde acudir cuando se necesite respuestas a las preguntas y dudas principales sobre las toallas de microfibras empleadas en el detailing.

Las toallas de microfibras pueden tener diferentes composiciones, pero en la industria del detailing por lo general se usa una combinación de poliéster y poliamidas en una proporción 70/30 o 80/20 respectivamente.

Estas fibras microscópicas nacidas en un laboratorio se tratan de un hilo 100 más fino que el cabello humano, lo que les permite ofrecer el tacto delicado y suave que les caracteriza.

Estos pequeños tejidos se empezaron a producir en la década de 1960, cuando un equipo de investigadores japoneses consiguió producir microfibras largas y continuas. Este avance condujo a la adopción de la microfibra para una variedad de aplicaciones en la industria textil, siendo en la década de 1990 cuando la microfibra ganó una gran popularidad en el mercado de los productos de limpieza gracias a su capacidad de absorción y durabilidad.

Tipos de toallas de microfibras para el coche

GSM son las siglas de gramos por metro cuadrado y se conoce como el peso de las toallas que mide la densidad de las fibras empleadas, por lo cual cuanto más alto es el GSM más suave y gruesa es la toalla.

Las toallas para usar en superficies delicadas deben tener al menos 500GSM, como nuestra toalla de microfibra suave y las toallas que se sitúan en el rango de entre 200 y 350 GSM son mejores para superficies y tareas menos delicadas como limpiar asientos de tela o el motor. Las toallas de secado se sitúan en el rango de 1000 y 1400GSM, como nuestra toalla de secado Super Drying Towell.

Un punto importante a entender es que el valor del GSM no es la forma para clasificar una toalla en términos de calidad, ya que esto define como está construida y no tiene nada que ver con la calidad del material. Una toalla multiusos con un GSM bajo puede ser de mejor calidad y mayor duración que una toalla con un GSM alto construida con microfibra barata y poco resistente.

Para estar seguro, siempre recomendamos comprar toallas en lugares de confianza con garantías de haber sido probadas previamente en el cuidado del coche y evitar plataformas low cost como Amazon o Aliexpress que ofrecen precios muy atractivos pero pueden no ser lo suficientemente delicadas y duraderas para el trabajo que necesitas hacer en tu vehículo.

Usa toallas de microfibras adecuadas para cada tarea

toalla microfibras coche

Dado que las toallas de microfibras suponen un gasto importante dentro de la inversión que se realiza en productos de detailing, es importante hacer todo lo posible para cuidarlas y aprovecharlas al máximo antes de que dejen ser efectivas y una buena forma de conseguirlo es tener diferentes tipos de toallas para diferentes tareas a la hora de detallar el coche.

Las toallas con un alto GSM o de pelo largo son las mejores para trabajos delicadas como aplicar un quick detailer o secar el coche, mientras que las toallas con bajo GSM o de pelo corto tienen un poder de erosión mayor, lo que las hacen ideales para tareas de limpieza o retirar ceras.

Por lo tanto, un primer consejo es dividir las toallas para los trabajos más adecuados en los que se pueden emplear, no desperdicies una toalla suave y gruesa en trabajos sucios como limpiar las bisagras de las puertas o el motor, usa en este caso toallas multiusos o viejas y conserva las mejores toallas para trabajos con menos suciedad, con esto conseguirás una mayor duración y provecho de tus toallas de microfibras.

La contaminación en las toallas de microfibras

Cuando hablamos de la contaminación de las toallas nos referimos a la mezcla de polímeros, ceras, aceites y otros residuos que absorben de los diferentes productos usados tras ser usadas.

Las ceras y los sellantes son productos diseñados para ser resistentes a los productos químicos usados para limpiar la carrocería y un coating cerámico es capaz de crear una alta repelencia al agua durante años, por lo que es importante saber que los residuos de estos productos no se comportan de forma diferente cuando se encuentran en las toallas de microfibras.

Es por esto que, a la hora de limpiar las toallas de microfibras que están contaminadas con residuos de este tipo de productos recomendamos evitar detergentes “delicados”, ya que carecen del poder de limpieza necesario para descontaminar por completo las toallas de microfibras empleadas.

La microfibra es un un material bastante duradero y soportan detergentes fuertes para mantenerlas 100% limpias. Los detergentes más débiles dejarán una pequeña cantidad de contaminación de los productos, lo que provocará una acumulación que perjudicará su rendimiento con el paso del tiempo.

Cómo limpiar las toallas de detailing

como limpiar tollas detailing

Una de las preguntas más comunes acerca de las toallas en el detailing es precisamente como limpiarlas adecuadamente y de forma segura, así que vamos a tratar de aclarar todo lo posible este punto tan importante para que puedas lavarlas y mantenerlas como nuevas durante mucho tiempo.

Separar las toallas según el grado de suciedad

Para empezar, es muy importante separar las toallas en varios niveles de uso, puedes seguir esta recomendación:

  1. Toallas nuevas o con suciedad leve empleadas para secar, limpiar cristales o acondicionar plásticos.
  2. Toallas de limpieza con suciedad de moderada a alta usadas para limpiar tapicerías, puertas, ruedas y para retirar pulimentos.
  3. Tollas para retirar productos de protección como ceras, sellantes, quick detailers cerámicos o coatings cerámicos.

Al separar las toallas de microfibras en estos grupos en lugar de lavarlas todas juntas evitarás la absorción innecesaria de contaminantes o suciedad proveniente de otras toallas más sucias. Por ejemplo, separa las toallas empleadas para limpiar ruedas o el motor de las toallas de pelo largo usadas para el secado o acondicionado del interior.

Otro punto importante es lavar las toallas de microfibras separadas de cualquier otro tejido. Lava siempre la microfibra con microfibra.

Lavado

Entendido el concepto de separar las toallas continuamos con los pasos a seguir para lavar las toallas de microfibras correctamente:

  1. Usar únicamente un detergente líquido y neutro para la ropa, sin perfume y nunca en polvo. No utilizar suavizante, lejía o blanqueadores.
  2. Poner la lavadora en un programa para algodón o tejidos sintéticos a 30º para toallas con suciedad leve a moderada.
  3. Para suciedad alta o toallas usadas para aplicar ceras, sellantes o coatings cerámicos puedes subir la temperatura a 40º o 60º como máximo.
  4. También se puedes añadir medio baso de vinagre de limpieza además del jabón detergente para este último caso.
  5. Centrifugar con el programa más lento que ofrezca la lavadora.

También puedes seguir estos mismos pasos para otros accesorios de microfibras como aplicadores o guantes de lavado, no obstante, lávalos siempre separados de las toallas y sécalos en un tendedero o sobre una rejilla para para maximizar el flujo de aire y acelerar el secado.

En los casos donde las toallas han sido manchadas por grasa, aceite, alquitrán u otro tipo de contaminación pesada, recomendamos ponerlas en remojo cuanto antes para evitar que la suciedad se asiente. Prepara un baño con agua tibia y un poco del mismo jabón líquido y ponlas previamente en remojo hasta realizar el lavado a máquina.

Secado

  • Secar al aire libre sin exponerlas al sol directo y en un lugar donde no sean contaminadas de polvo.
  • Nunca intentar exprimir las toallas, dañará las fibras.
  • Puedes usar una secadora en el programa de menor temperatura.

Más consejos

  • Antes del primer uso retira la etiqueta lo mejor posible, evitarás arañazos en la pintura.
  • Lávalas antes de usar por primera vez, evitarás que suelten pelusas o destiñan.
  • Nunca planchar las toallas de microfibras, se pueden dañar.

Almacenar las toallas de microfibras correctamente

almacenar toallas microfibras coche

Almacenar correctamente la toallas cuando no están en uso también influye en su cuidado, así que asegúrate de tener una buena solución para mantenerlas fuera del polvo y cualquier otra suciedad. Los contenedores de plástico transparentes son buena solución, trata de que incluyan la tapa así evitarás que queden expuestas al polvo del garaje.

Almacénalas siempre que estén completamente secas para evitar cualquier tipo de moho o humedad, especialmente los aplicadores que contienen esponja en el interior son propensos a este tipo de problemas.

Cuánto duran las toallas de detailing

Realmente no hay una respuesta para esta pregunta, ya que depende de muchos factores. Depende de la frecuenta de uso, de lo bien que se cuiden y de los tipos de productos que se usen con cada una, pero si tenemos que decir un estimado, una buena toalla diseñada para el cuidado del coche y de un fabricante de productos de detailing puede durar entre 1 y 2 años.

Si experimentas una disminución del rendimiento con el paso del tiempo podría ser el momento de reemplazarla por una nueva, principalmente por que cuanto mejor es el estado de las toallas de microfibras mejor acabado conseguirás en cada lavado.

Si todavía te quedan dudas sobre las toallas de microfibras, consúltanos en nuestro grupo de Telegram y estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *