como pulir el coche con pulidora

Mega Guía: Cómo Pulir el Coche con Pulidora

Si has llegado hasta aquí es porque posiblemente estés pensando en dar el paso de pulir el coche con pulidora y conseguir un acabado brillante y libre de arañazos.

Da igual si un coche tiene 4 o 15 años, una vez pulido el resultado es el mismo que si acabase de salir del concesionario, con una diferencia única respecto a los coches nuevos y es que al pulir el coche conseguirás mejor brillo y una profundidad en la pintura que no tendrá un coche nuevo de verdad.  Este es realmente el plus que aporta el detailing a un coche por encima de cualquier otro.

Por ello, aunque para pulir un coche con una pulidora requieras experiencia, es uno de los procesos del detailing más satisfactorios que vas a llevar a cabo en un coche.

¿Qué es y en qué consiste pulir el coche?

Con el paso del tiempo, el clima y los agentes externos como el sol, la contaminación y especialmente las malas prácticas deterioran la pintura del coche apagando el brillo y el color.

Esto provoca que la capa externa de la laca que contiene la pintura del coche esté repleta de micro arañazos que evitan que se refleje bien la luz, dando un aspecto muy desmejorado al exterior de tu coche.

Cuando pules la pintura del coche eliminas esa parte superior de la laca en mal estado y dejas al descubierto la laca en buen estado que hay debajo.

Algunos clientes nos preguntan si al pulir el coche corren existe riesgo de eliminar al completo la laca que protege la pintura, algo que no va a ocurrir, ya que al pulir el coche correctamente solo estás eliminando unas pocas de micras de la laca de la pintura, es decir un grosor ínfimo de la laca.

Con esto no estamos diciendo que no puedas hacer daño a la pintura, pero es cierto que aunque no seas un experto puliendo, si sigues una serie de recomendaciones muy básicas la probabilidad de dañar la pintura del coche es nula.

Al eliminar las marcas y swirls de la pintura descubres el color vivo que hay debajo y obtienes un brillo que nunca antes habías visto, por tanto si eres de las personas a las que les gusta tener su coche en las mejores condiciones, necesitas pulir tu coche.

Productos para pulir el coche correctamente

productos para pulir el coche

A continuación vamos a detallar todo lo que necesitas para pulir el coche con pulidora.

Si eres de los que deseas pulir el coche en casa, es importante saber que aunque es un proceso en el que se necesitan bastantes materiales, es más barato que acudir a un servicio profesional en un centro de detallado, el ahorro económico es considerable.

No obstante, no estamos diciendo que el acabado final vaya a tener la misma calidad que tendría si el trabajo lo realiza un profesional con experiencia, aquí lo que cuenta es que aprendas a hacerlo por tus propios medios y poco a poco vayas perfeccionando la técnica hasta conseguir resultados excelentes.

Lo primero que necesitas es esta cinta de enmascarado, la cual tienes disponible en 2 grosores, tanto en 19mm como en 50mm, con la que debes cubrir todas las gomas y plásticos del exterior del coche.

Aunque muchos de los pulimentos actuales manchan muy poco y desprenden poco residuos, todo lo que cubras antes de empezar será tiempo que ahorrarás limpiando restos de pulimento en plásticos y gomas tras el pulido.

Lo segundo que necesitas es una pulidora para el coche. Si es la primera vez que vas a pulir con pulidora o has pulido alguna vez pero no tienes demasiada experiencia, te aconsejamos utilizar una pulidora orbital o roto orbital.

El movimiento elíptico de estas pulidoras evitan la formación de marcas y hologramas (micro swirls que producen reflejos extraños en la pintura), permitiendo un proceso de pulido totalmente seguro para la pintura y consiguiendo un resultado óptimo.

Por el contrario, las pulidoras rotativas requieren de mayor experiencia y mayor control del pulido.

Pulidora Orbital Kestrel DAS-6 – DualAction

La pulidora Kestrel DAS-6 DualAction es una pulidora orbital de excelente calidad con una construcción robusta que te aportará resultados profesionales a un precio realmente contenido.

Nunca había sido tan asequible pulir un coche gracias a esta pulidora orbital. También te servirá para aplicar ceras en la carrocería del coche sin ningún esfuerzo.

Pulidora Roto Orbital Krauss ShineMaster S75

Si buscas tener mayor potencia y mayor poder de corrección, te recomendamos la pulidora roto orbital Krauss ShineMaster S75. Al ser roto orbital tienes mayor poder de corte que con una pulidora orbital, sin contar con la capacidad de corte de una pulidora rotativa, por lo que el riesgo de generar marcas en la pintura es mínimo.

Discos y esponjas para pulir el coche

Lo tercero que necesitas para pulir el coche es un disco o plato para la pulidora. Por lo general, las pulidoras incluyen un plato estándar, pero si quieres optar por otras opciones de medida tienes este plato para pulidora orbital y roto orbital disponible en 3”, 5” y 6”.

También necesitas una esponja o pad de pulido para trabajar el pulimento sobre la pintura. Te recomendamos los pad de pulido Hexalogic de la marca Chemical Guys, los cuales te servirán tanto para la fase de corrección máxima, como para la fase de pulido con corte medio y la fase de acabado.

Estos pads para pulir el coche con pulidora tienen un diseño de panal de abeja que facilita la dispersión del calor y evita crear marcas innecesarias.

Pulimentos para pulir el coche con pulidora

El pulimento es la materia prima principal en el pulido y existen de distintos niveles de corte o de abrasividad en función de lo que necesites.

Si los desperfectos de la pintura son profundos, necesitas un pulimento con alto poder de corte como el Chemical Guys V32 Optical Grade, un pulimento con alto poder de corte que dejará la pintura limpia de desperfectos graves y lista para el siguiente paso de pulido.

Si la carrocería del coche presenta un nivel de swirls medio y los arañazos son simplemente poco más que leves, necesitarás un pulimento de abrasividad media como es el Chemical Guys V36 Optical Cut. Con este pulimento para el coche dejarás la pintura limpia de swirls poco profundos y con una reflexión espectacular.

En caso de que los daños en la pintura sean prácticamente imperceptibles, necesitas un pulimento de acabado que elimine estas pequeñas marcas como es el Chemical Guys V38 Optical Polish. Este pulimento dejará la pintura como un cristal y con el efecto “wet look” que tanto nos gusta en los coches de exposición.

En último lugar, necesitas un limpiador de restos de pulimento para retirar de la pintura todos los restos de pulimento y siliconas derivadas de éstos productos, dejando la pintura lista para el encerado. Para ello, puedes utilizar este alcohol isopropílico para eliminar de forma radical todos los restos que a veces cuestan quitar con una toalla de microfibra.

¿Cómo pulir el coche para quitar los arañazos?

pulimento para pulir el coche

Paso 1 – Protege los plásticos y gomas del exterior del coche

Coge la cinta de enmascarado y protege los plásticos y gomas del exterior del coche, especialmente los bordes, las gomas de las ventanillas y los plásticos de los paragolpes. También debes cubrir las gomas de las lunas delantera y trasera, suelen mancharse con facilidad.

Cubre toda la zona del radiador, los limpiaparabrisas y toda la zona plástica de la que parte su mecanismo. También el logo y las mentas de las puertas si éstas no están pintadas.

Por último y muy importante, debes cubrir todos los bordes de la pintura, tanto de las puertas, como del capó y del maletero. Durante el proceso de pulido estos bordes reciben mucha calor en cada pasada al no ser una superficie plana, por tanto existe el riesgo de eliminar más cantidad de laca de la necesaria e incluso eliminarla al completo.

Paso 2 – Prepara la pulidora para el pulido

Enrosca el plato en la pulidora que mejor se adapte a la superficie que vayas a pulir. Los resultados son mucho mejores cuando el tamaño del plato y de la esponja de pulido se adaptan a la zona de trabajo, por lo que debes usar un plato grande para superficies amplias y un plato pequeño para zonas de espacio reducido.

Coloca la esponja de pulido con la capacidad de corte y abrasividad que necesites en función de los desperfectos que vas a corregir. Colócala totalmente centrada en el plato, el cual deberá ser como máximo del mismo tamaño que la esponja de pulido, aunque te recomendamos que sea un poco más grande que la base del plato para mayor seguridad.

El pulimento a elegir también irá en función del grado de corrección que necesites. Por lo general, para desperfectos muy graves suele aplicarse el máximo poder de corte, es decir esponja de corte alto y pulimento de corte alto. Para la siguiente fase, cuando ya hayas corregido los desperfectos profundos tendrás que pasar a una esponja de corte medio y un pulimento de corte medio. Para el último paso de pulido necesitarás una esponja de acabado y un pulimento de acabado, los cuales suelen tener muy poco poder de corte.

Esta es la manera más genérica de utilizar las esponjas de pulido y los pulimentos, con el tiempo aprenderás a combinar pulimentos con esponjas de distinto nivel de corte para obtener el resultado deseado. Todo es cuestión de ir probando la combinación que mejor se adapte a las condiciones de la pintura.

Paso 4 – Empieza a pulir la pintura del coche

Siempre debes tener el pad o esponja de pulido humedecida, de esta forma evitas que se genere excesivo calor entre la esponja de pulido y la pintura. Ese exceso de calor, aunque estés puliendo con pulidora no rotativa podría marcar la pintura y romper la esponja.

El truco durante el pulido para que esto no ocurra es tener siempre el pad humedecido y no trabajar a velocidades muy altas. Aunque con una pulidora orbital o roto orbital existe poco riesgo de dañar la pintura, cuanto más lubricado esté el proceso de pulido más suave será en cada pasada y mejores resultados obtendrás.

Deposita entre 5 y 7 gotas de pulimento en el pad repartidos entre el centro y el exterior. No necesitas en cada pasada más que esa cantidad, por lo que te darás cuenta que con un bote de pulimento de un tamaño mediano tendrás para pulir varios coches.

Para obtener resultados óptimos te aconsejamos que dividas las piezas por zonas, así podrás trabajar mejor el pulimento y eliminar la totalidad de los arañazos y los swirls.

Con el pulimento en el pad y con el cable de la pulidora sobre el hombro opuesto para evitar que con el movimiento de la pulidora toque la pintura, localiza y posa el pad de pulido en la zona en la que vas a empezar a trabajar, entonces enciende la pulidora y empieza a repartir el pulimento a mínima velocidad por toda la zona.

Una vez el pulimento esté repartido y cubra toda la zona, aumenta la velocidad hasta aproximadamente un 50% de la potencia de la pulidora. Ahora es cuando el pulimento y la esponja de pulido empiezan a trabajar de verdad para corregir los desperfectos.

Avanza poco a poco enlazando en línea recta una pasada con otra hasta cubrir la zona. Esta fase debes hacerla muy despacio para que los abrasivos del pulimento rompan y la fricción generada sobre la pintura corrijan las marcas. La clave está en no tener prisa en ninguna de las pasadas.

Aumenta la velocidad de la pulidora hasta un 70-80% de su potencia y vuelve a pasar por toda la zona enlazando cada una de las pasadas. En esta fase el pulimento y el pad están acabando su trabajo por lo que tras esto vas a sorprenderte de los resultados.

Con una toalla de microfibra suave retira el pulimento de toda la zona. En caso de que la microfibra se sature debes utilizar otra limpia y suave para terminar de retirar el residuo.

Repite el proceso en la siguiente zona hasta terminar todo el coche y recuerda refrescar la esponja de pulido antes de volver a poner pulimento y pasar a otra zona.

Este es el proceso a seguir en todo el coche y en cada una de los pasos de pulido que quieras aplicar. Como puedes comprobar es una labor que simplemente requiere de preparación de materiales y paciencia durante el proceso.

Tras todo el proceso deberás eliminar todos los restos de pulimento, bien lavando el coche al completo o con un producto para quitar restos de pulimento, dejando la carrocería lista para protegerla.

¿Dónde comprar productos para pulir el coche?

Esperamos que estas indicaciones te animen a dar el gran paso de corregir la pintura del coche. Pulir el coche con pulidora es el proceso de detailing que mayor satisfacción aporta al detailer particular y profesional.

Si es la primera vez que lo haces, te podemos asegurar que te quedarás alucinando con los resultados y que estarás deseando conducir tu coche y lucirlo con orgullo delante de todo el mundo.

Nos despedimos comentando que en nuestra tienda online encontrarás todos los productos que necesitas para pulir el coche, los que hemos descrito en esta guía y muchos más.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta que quieras hacer sobre como pulir el coche, estamos a tu total disposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *