como limpiar los cromados del coche

Cómo limpiar los cromados del coche

En este artículo te enseñamos cómo limpiar los cromados del coche para que aporten un toque de distinción y mejorar la estética exterior. Estas zonas cromadas pueden ser las manetas de puertas, marcos de ventanas, colas de escape y otras zonas cromadas que embellecen el coche.

Las partes cromadas suelen ser zonas que pierden el tono con el paso del tiempo, quedando opacas por la acción del sol y la suciedad incrustada. Principalmente ocurre en cromados brillantes muy comunes en coches clásicos, colas de escape y llantas pulidas, provocando una imagen envejecida del coche.

La cola de escape tiende a mancharse de carbonilla proveniente del humo de los gases de escape y otras zonas cromadas pueden verse afectadas por el óxido o por manchas de cal causado por el agua.

Necesitas muy pocos productos para conseguir una imagen totalmente renovada de los cromados y terminar de una vez por todas con ese tono opaco que desmejora la imagen del coche ¿listo para saber cómo limpiar los cromados del coche?

Pulimento para limpiar el cromado del coche

pulimento limpiar cromados coche

Antes de empezar a pulir debes limpiar la superficie con un limpiador multiusos o quick detailer para eliminar la suciedad y partir de una superficie completamente limpia, para ello puedes usar el Chemical Guys Speed Wipe, con solo unas pulverizaciones y una toalla de microfibra dejarás la superficie lista para el siguiente paso.

Tras haber limpiado la zona, es hora de aplicar un pulimento para limpiar, eliminar el óxido y las manchas de cal del cromado en bordes de ventanas, manetas de puerta, paragolpes, llantas u otros embellecedores cromados o metálicos.

Te recomendamos el Chemical Guys Light Metal Polish, el cual ofrece un poder de corte suficiente para estos fines y además aporta un efecto sellante que deja la zona protegida contra los agentes contaminantes y climáticos, manteniendo el brillo y el aspecto a nuevo durante más tiempo.

Aplica unas gotas del pulimento sobre un aplicador de microfibra y trabaja las zonas poco a poco hasta que vayas descubriendo el metal limpio. Es importante que lo hagas por zonas pequeñas hasta completarlo todo, así el resultado final será mucho mejor. Recarga el pulimento cuando veas que el aplicador de microfibra se satura de suciedad. Una vez pulido el cromado, retira el exceso de pulimento con una toalla de microfibra.

Como puedes ver limpiar los cromados del coche es una tarea muy sencilla y te ocupará muy poco tiempo si usas el producto adecuado. Ahora ya puedes rejuvenecer estas zonas del coche y disfrutar de una imagen renovada de tu vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *